Ibamos bien hasta llegar al postre + “22 Balas”

Otra cena que aparentemente empieza bien, sigue bien, pero conforme llega al final empieza a torcerse. Antes de empezar, Ana nos instruyó un poco más en el mundo del vino. Nos trajo 6 vinos con defectos (añadidos a posta) para poner a prueba la sensibilidad de nuestro olfato. Es interesante reconocer los olores a cebolla, manzana podrida, cuero, laca… espero no tener que beber vinos que huelan a eso.Pasando a la cena, el primero consistió en una ensalada ligera y sencilla con rucula, quesito, tomates…El segundo, una buenísima merluza con almejas, con bien de cebollita pochada. Buenísimo. Hasta yo (mikel) me comí un carro de bivalvos arenosos, que he de reconocer no tenían arena (la arena está en mi mente).Y como indico en el título, llegamos al postre que tuerce todos los esquemas. Una mousse de limon, que era a la vez lo más acido y lo más dulce del mundo, aparte de constituir una dosis más que contundente.La peli “22 balas” mmm, dos nos rajamos antes de empezar a verla, y por lo que sé el resto no la terminó. Mala mala mala.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s