Calabaza y solomillo + “La princesa prometida”

Retomando el pulso al nuevo curso que acaba de empezar, no quería complicarme mucho, ni en el menú ni en la película.
Empecé aprovechando una riquísima y pesada calabaza criada por mis padres, para volver a hacer crema de calabaza. Todo un clásico.El segundo, otro clasico. Solomillo de cerdo de oferta. Esta vez le quise dar un toque diferente, con una salsa de moscatel traido directamente desde Olite, unas chalotas y unas papas arrugás como contrapunto a tanto dulzor. Para ser la primera vez que hacía “papitas” no quedaron muy mal.Ana se emocionó y nos sacó uno de sus vinos traidos de tierras francofonas, cuando becaba en Evena.¿Y como postre? “Hola, me llamo Iñigo Montoya, tu mataste a mi padre, ¡preparate a morir! Pues para postre peliculón que celebra su 25 aniversario. A pesar de que en su estreno pasó inadvertida, con el tiempo “La princesa prometida” ha adquirido el lugar de culto que se merece, y ha atrapado un trocito de nuestro corazón. Y pensar que alguno/a no la había visto todavía…

Anuncios

One thought on “Calabaza y solomillo + “La princesa prometida”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s