Conejo al ajillo al Pedro Ximenez

El conejo no es una de las carnes más sabrosas que existen, pero sin duda de esta forma estaba de chuparse los dedos. El mejor indicador, nos comimos un conejo entero entre dos personas. Es una receta fácil y típica, pero perfecta para salir de la monotonía del conejo al horno.

Ingredientes para dos personas muy hambrientas:
  • 1 conejo despiezado.
  • 1’5 cabezas de ajos
  • 1 limón
  • 1 vasito de Pedro Ximenez
  • 1 vasito de agua
  • Sal, pimienta y jengibre fresco rallado
  • Perejil
  • Aceite

_MG_2941Primero despiezamos el conejo (las patas, la cabeza, las costillicas…) todo por separado. Si esto nos va a quitar mucho tiempo podemos comprarlo ya despiezado, e incluso venden unas bandejas con cuartos traseros de conejo a buen precio que son ideales para esta receta… Salpimentamos bien todas las piezas.

Lo ponemos en la cazuela con un chorrito de aceite, y dejamos que se dore. Paciencia y no darle mil veces la vuelta es el secreto de esta receta. Una vez dorado completamente, darle la vuelta y esperar a que se dore el otro lado hasta el punto que se pegue. Cuando veamos que está bien por ambos lados y que se ha agarrado, echamos el jugo del limón a la cazuela y rápidamente vamos quitando todo el pegado con una rasqueta de madera o silicona (nunca con nada de metal). Echamos media cabeza de ajos a trozos y la otra la ponemos entera (yo en mi caso utilicé varias porque eran de la huerta y tenían tamaño muy pequeño), dejamos que se doren los ajos y mientras tanto vamos rallando jengibre fresco sobre el conejo y picando un poco de perejil.

Finalmente, echamos el perejil, un vaso pequeño de agua y un vaso pequeño de Pedro Ximenez. Esto es más o menos a ojo, pero no hay que pasarse de líquido, porque el objetivo es que se reduzca y sino podemos pasarnos de tiempo con el conejo y quedar seco. En caso de duda es mejor aportarlo en dos veces. Si nos pasamos podemos utilizar un poco de maizena (la maizena express no hay ni que disolverla) para que ligue la salsa. Supongo que según gustos es mejor enharinar el conejo al principio, pero yo quería evitar esto y el usar mucho aceite.

Bueno, ya véis que no hemos inventado nada nuevo, pero el jengibre y el Pedro Ximenez le dan un toque interesante para salirse del conejo al ajillo de toda la vida.

escuchando: Golden brown (The stranglers)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s