Cena San Valentín + “Moulin rouge”

Esta vez me toco preparar la cena, justo el día de San Valentín. Así que aunque no se la más romanticona del mundo me planteé organizar una cena romántica y dulce para seis personas, aunque al final, por diferentes causas a última hora solo fuimos cuatro. Me puse manos a la obra con mi menú romántico, quería que la cena consistiese, en todo lo que se relaciona con ese día, corazones, flores, regalos, dulces y mucho amor. Después de darle muchas vueltas esto fue lo que preparé:

Como Aperitivo: “Corazón de pate de oca”: Preparación sencilla… se abre el paquete de pate, se corta con un cortapastas en forma de corazón, se coloca en el plato que se vaya a presentar y se rodea de pan tostado.

Como entrante:“Ramo de flores de calabacín”: Con este plato, hay que echarle un poco de imaginación ya que más que flores parecen piruletas, pero bueno como las presente en un florero, pues se convirtieron en flores. Plato sencillo, compuesto por brochetas de calabacín rebozadas en mahonesa, con pan rallado, ajo molido y queso. Un ratito en el horno para que se doren y listo.
Como segundo: “Regalitos de marisco”: Pequeños paquetes de pasta brick rellenos de marisco, ligado con una ligera bechamel, y gratinados al horno.

Y como postre y como viene siendo por costumbre, algo muy calórico y muy dulce, idóneo para esta ocasión: “Tarta de plátano con dulce de leche”: Esta tarta es mucho más ligera y menos empalagosa de lo que sugiere su nombre (que es mucho). Me sorprendió gratamente. Está compuesta de capas, con una base de galleta, y capas de superpuestas de plátano bañado en dulce de leche, y coronando el postre una capa de nata espolvoreada con chocolate en polvo. Vamos lo dicho ligerico, ligerico…. el postre.

En esta ocasión, elegí la película más romántica que existe por antonomasia, osea la más adecuada para este día. MOULIN ROUGE. Película de año 2001, dirigida por Baz Luhmann y protagonizada por una espectacular Nicole Kidman y un apuesto Ewan Mcgregor.
París, alrededor de 1900. El mundo ha sido conquistado por la revolución de Bohemia. Satine, la estrella más rutilante del Moulin Rouge, encandila a toda la ciudad con sus bailes llenos de sensualidad y su enorme belleza. Atrapada entre el amor de Christian, un joven escritor, y la obsesión del duque, lucha por hacer realidad su sueño de convertirse en actriz. Pero, en un mundo en el que vale todo excepto enamorarse, nada es fácil. Película caracterizada por sus bellas canciones conocidas por todo el público, y sus frases que se quedan en la memoria de retumbando varias días.

 “Lo más grande que te puede suceder es que ames y seas correspondido”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s