Cena cúbica + Cube

Hacía tiempo que quería ver de nuevo esta peli. Curioseando (casualmente) en una gran superficie especializada en electrónica (de la que no diré el nombre porque me caen muy mal a pesar de que para comprar bluerays y txorradas mola pero no quiero hacerles publicidad gratuíta en un blog tan visitado), la ví a 10€ y la cube que diga ‘tube’ que comprar. La peli ya estaba elegida, así que ahora era cuestión de imaginar una cena temática a juego.

Obviamente el paralelismo entre la peli y la cena debía basarse exclusivamente en lo geométrico…Comenzamos con una ‘Ensalada Rubik’: compuesta por ‘poliedros regulares’ de pepino crudo, remolacha cocida y zanahoria escabechada. Sin duda el plato que más se ajusta a la estética de la peli ya que está formada por cubos de diferentes colores, pero todos sin trampa.

Ensalada Rubik

Ensalada Rubik 2

El plato estrella era una aproximación a la famosa tortilla de patata del Rodero. Ya en su día lo intentamos en casa de Iñigo, pero yo personalmente no tenía un gran recuerdo…. así que tenía que volver a intentarlo. Esta vez lo de vaciar las patatas no se me dió nada mal, y total no me costó ni dos horas (cube que diga ‘tube’ que ir comprando patatas adicionales y vaciándolas conforme se fue apuntando gente a la cena…. más vale que Ana y Mikel estaban sudando caña de asssuca en atomarporculo!!)

Primeros pasos para las tortillas cúbicas

No tengo ni la menor idea de cómo se las ingenian en el Rodero (la he visto pero no la he probado), así que decidí que la forma de hacerla debía ser freir las patatas en la sartén primero, y luego hornearlas vacías. El huevo lo calenté al baño maría a parte y y la cebolla la freí con aceite muy caliente antes de servir. Luego junté todo y el resultado pues eso…. amaterrrrrrrr. Algún día os pondré cube 2 y la haré mejor (la patata estaba poco hecha y seguramente hubiese sido buena idea ponerle el huevo y hornearlo un par de minutos. Pero bueno, así Mikel y Ana pillan ya la tornilla profesional.

Tortillas cúbicas

El postre a pesar de ser temático, no abandonó la filosofía que sostiene todo postre que se precie dentro del cinecocine: yotta-mil zetta calorías por yocto-zepto gramo (lo he mirado en la wikipedia, y calculo que es bastante más densidad energética que la de la singularidad pre-bigbang…..): Torricadokín refractario.

Cubos de pan al horno

Basicamente compré el pan cabezón más grande y preto que encontré, lo partí en adoquines y sequé al horno, para luego macerarlo en leche con nata, y posteriormente rebozarlo en huevo. Luego se le da un toque con azucar y canela y sólo queda lo más difícil: injerirlo…Bastante rico, la verdad. Y menos empalagoso de lo esperado….. (comida de pastor, joder)

Torricadokín refractario

Bueno, pues tras todo esto vimos la peli.

Peli de medio-bajo presupuesto original y claustrofóbica… La teníamos como peli mítica y por ese mismo motivo defraudó un poco. Pero no deja de ser una buena peli de ciencia ficción, con un gran argumento cuyos actings, efectos y lenguaje han envejecido un poco peor de lo esperado…. Pero grande de cualquier manera. La peli asfixia al espectador sometiendo a los personajes a una situación límite tanto en lo físico como en lo mental y, porqué no hasta en lo existencial. Los personajes son cobayas en un experimento ‘abandonado’ que nadie observa. Despiertan en un enorme cubo de Rubik macizo, compuesto por habitáculos cúbicos perfectos que albergan (o no) diferentes trampas mortales. Los personajes deben trabajar en equipo para sobrevivir al experimento….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s